¿Cómo tratar a una persona con discapacidad? La naturalidad es la clave

13.07.2020

¿Cómo tratar a una persona con discapacidad? Esta es una pregunta clásica que nos hacemos los que comenzamos a tratar con este colectivo… ¿Tengo que hacer algo diferente? ¿Meteré la pata? ¿Hay algo que tenga que saber?  Si estás empezando a hacer voluntariado con nosotros, o acabas de conocer a una persona con discapacidad, ¡tranquil@! Te adelantamos que el respeto, la naturalidad, la curiosidad, y el sentido del humor, son tus mejores aliados.

Lo primero que debemos tener muy claro es que todos somos personas, sin importar nuestra condición. Por eso, se habla de personas con discapacidad (auditiva, visual, intelectual, etc.). Así, la discapacidad es una característica más de la persona. Los términos como “capacidades diferentes”, “diversidad funcional” o “persona discapacitada”, se consideran incorrectos.

En general, hay algunos consejos que pueden resultarte útiles:

  1. Presta atención a la persona y no a la discapacidad. Escúchala y enfócate en conectar con ella.
  2. Habla a la persona directamente: por ejemplo, si estás hablando con una persona sorda que va acompañada por su intérprete, no te dirijas al intérprete.
  3. No hay palabras tabú. Puedes utilizar todos los verbos con naturalidad. Se le puede decir a una persona ciega: ¿has visto el mensaje que te he enviado?
  4. Evita la sobreprotección y el paternalismo: la persona es autónoma y si necesita ayuda, te la pedirá. En cualquier caso, pregunta antes de ayudar.
  5. Evita el contacto físico: no es necesario que toques a una persona para llamar su atención. 
  6. Sé positiv@, evita prejuicios y ten paciencia.

Tras haber leído esto, ¿se te ocurre alguna relación, con cualquier persona, en la que esto no sea positivo para amb@s?

Expresar una sana curiosidad, preguntar abiertamente a la persona qué necesita, y ser naturales son buenas fórmulas para conocer a una nueva persona que, como todo nuevo encuentro, seguro será enriquecedor.