“Lo que no sabes sobre la discapacidad”, el hermoso mensaje de Yolanda Milagros

12.01.2021

Yolanda es voluntaria de Fundación ONCE. Es psicóloga clínica y, tal y como explica en su página web, su sueño es ayudar a los demás a ser felices. Su segundo nombre es “Milagros”. Lo eligió su madre, porque a Yolanda Milagros le faltó oxígeno al nacer. Sobrevivió, pero la falta de oxígeno le provocó una parálisis cerebral. En este post, escribe un mensaje maravilloso: invita a que la discapacidad no sea impedimento para disfrutar a tope de la vida. ¿No tienes discapacidad? Cambia esa palabra por lo que sea que estés considerando una limitación. Yolanda Milagros lo tiene claro: si estás vivo/a cada día puedes levantarte con una sonrisa.

“La palabra discapacidad se compone de dos conceptos: por una parte el término “dis” significa, según la RAE,  negación o contrariedad; por otra, está el vocablo “capacidad” que es el conjunto de condiciones, cualidades o aptitudes que permiten el desarrollo de algo, el cumplimiento de una función o el desempeño de un cargo.

Teniendo esto claro, ahora te pregunto a ti, ante esta definición ¿tú crees que eres discapacitado? O ¿eres una persona que tiene una discapacidad? Son muy diferentes las palabras ser y tener.

Si te das cuenta “ser discapacitado” implica que no tienes la capacidad para vivir porque todo tu ser esta bajo la sombra de la discapacidad. Y eso, amig@s míos, lo dudo mucho.

Sin embargo si optamos por decir “tengo una discapacidad” cambian mucho las cosas. El tener es una propiedad tuya que no es lo único que te define. Además de tener esa cualidad tienes un montón de capacidades que te definen en el conjunto de tu ser.

Empieza ya a creerte que no eres un discapacitado sino una persona que tiene una discapacidad. ¿Y si cambiamos la palabra discapacidad (que no  me gusta ni me define) por otro término, por ejemplo, limitación?

Todas, absolutamente todas las personas, tenemos limitaciones. No todo el mundo puede correr los cien metros lisos y, a su vez, todos dependemos de todos, si no, no existiría la sociedad que actualmente conocemos. Dependemos de un panadero para poder comer pan cada día, dependemos del carnicero o pescadero para poder adquirir carnes o pescados, dependemos de un zapatero o una tienda de ropa para vestirnos y comprar ropa de abrigo. Y así te podría enumerar un sinfín de ejemplos, mecánicos para arreglar los coches, butaneros porque aún hay hogares que utilizan butano en vez de gas…

Lamento decirte que tú no eres el único que depende de los demás. Todos dependemos de algo o de alguien.

Aprende a disfrutar de tu vida, es la única que tienes. Tienes dos alternativas: o la vives a tope y la exprimes al máximo levantándote cada día con alegría y con un montón de sueños que cumplir o te postras en una cama o en un sillón compadeciéndote de ti mism@.

¡Tú eliges!”

Si quieres conocer más sobre Yolanda Milagros, puedes visitar su página web, www.psicologiasinlimitacionesonline.com.