Bloggers FONCE: al César lo que es del César

17.02.2021

Durante los últimos meses he tenido la oportunidad de participar como voluntaria en varias actividades a través de Fundación Once. Sí, habéis oído bien, he dicho “la oportunidad”. Puede sonar a tópico, pero es así. Nunca pensé que ofrecer mi esfuerzo, mi tiempo y mi dedicación a cambio de “nada” pudiera hacerme sentir tan plena.

Todo empezó con esta maldita pandemia. Allá por abril del año pasado, mientras estábamos confinados escuchando noticias a cuál peor, me lamentaba desde el sofá de casa por no haber elegido una profesión más útil que sirviera de verdad para algo en los momentos clave. Médica, policía, científica…. No se… Soy publicista y, entre tú y yo, tal y como estaban las cosas ni la mejor campaña de publicidad iba a sacarnos del pozo.

Tuvieron que pasar algunos meses para que me diera cuenta de que todos y cada uno de nosotros podemos ser muy muy útiles. Sólo hace falta poder canalizar esas ganas, esa energía en la dirección adecuada. Y es aquí donde Fundación Once juega un papel fundamental poniendo en contacto a gente que necesita ayuda con gente que, como tú o como yo, puede y quiere prestársela.

Han sido varias las actividades en las que he colaborado como voluntaria desde aquel mes de abril. También han sido muchas las situaciones, los momentos, las anécdotas que he vivido… y os puedo asegurar que pocas cosas me han resultado tan gratificantes en mi vida como sentirme útil en momentos de necesidad.

Siempre se dice que sin la labor del voluntariado todo esto sería posible, y es verdad. Pero hoy me apetecía hacer un pequeño homenaje también a quienes nos ponéis en contacto a unos y otros, para que esto suceda. GRACIAS.

 

Marta Fernández, Voluntaria en Fundación ONCE