El mentoring que resultó en un empleo: la historia de Javier

12.01.2021

Javier se hizo voluntario de Fundación ONCE al inicio de la pandemia. Ya llevaba muchos años haciendo acciones solidarias, tanto en España como en el extranjero. Sin embargo, con el confinamiento, pensó que era la oportunidad perfecta para compartirlo con sus hijos.

Junto a ellos, participó en la confección de batas para el personal sanitario de residencias de Ilunion. Poco después, surgió la oportunidad de participar como mentor de personas con discapacidad en búsqueda de empleo, participantes en diversos programas de Inserta Empleo. El objetivo: acompañar a lo largo del proceso, desde el acceso a la plataforma de búsqueda de empleo Portalento, hasta la preparación del currículum, entrevistas y, por supuesto, mantenerse con la motivación arriba en los meses más duros de la pandemia.

Al ser una relación directa, y por su experiencia profesional, Javier decidió apuntarse. Así, conoció a Jaciel, su mentí, que tras pocos meses de mentoring y como consecuencia del mismo, consiguió un trabajo.

  • Javier,  ¿cómo fue tu experiencia con Jaciel?

 “Excepcional, no lo puedo describir de otra manera”, nos cuenta. “El éxito fue todo de Jaciel. Es un tipo muy inteligente, proactivo, se deja orientar bien. Tiene cosas que pulir, como todos (dice entre risas), pero es muy receptivo, y no tiene ningún problema”.

  • ¿Cuál dirías que ha sido la clave del éxito de vuestro mentoring?

“Al principio, a Jaciel le costó abrirse. Yo le conté mis problemas, la relación siempre fue de igual a igual, y poco a poco él también se abrió”, nos dice.

Otra clave del éxito fue que Jaciel empezó a moverse “a lo bestia”: a buscar empresas, enviar CVs, llamar, mostrar interés… Así, empezó a hacer entrevistas, y cuando llegó la definitiva, Jaciel se sintió seguro y confiado. También hicieron simulaciones en las que ambos hacían de entrevistado y entrevistador. Esto permitió a Jaciel coger confianza y conocer la perspectiva del entrevistador.

  • En mentoring ya ha terminado, ahora, ¿qué sigue?

“¡Quiero tomarme una coca cola con él!”, dice Javier, ya que el mentoring ha sido telefónico. “Me lo he pasado muy bien, he disfrutado un montón y estoy seguro de que Jaciel puede conseguir todo lo que se proponga”.

Con la sencillez que caracteriza a las personas que ayudan tanto, Javier cierra la entrevista dando las gracias a Fundación ONCE por su labor. ¡Muchas gracias a ti, Javier!